¿QUIÉNES SOMOS?

Sí hay algo que los sinaloenses extrañan aparte de sus familias y su gente cuando no están en su tierra es el sabor de sus comidas, bebidas y música, pues son estas lo que hacen que Sinaloa sea un estado único en México y en el mundo entero.

Por lo anterior nació CULICHI TOWN, SUSHI Y MARISCOS, restaurante dedicado a elaborar platillos típicos de la ciudad de Culiacán, Sinaloa, México; lugar que se distingue por su amplia gastronomía siendo los mariscos el ingrediente básico en la preparación de los alimentos que en el estado se consumen.

Nuestro restaurante llegó a los Estados Unidos gracias al emprendimiento de un “culichi” que se preocupó por llevar el sabor de las comidas que se consumen en su tierra a todos los sinaloenses que radican en este país que tuvieron que dejar su estado buscando una mejor calidad de vida.

En CULICHI TOWN, SUSHI Y MARISCOS contamos con el personal preparado que fue capacitado para elaborar platillos que son originarios de Culiacán, además utilizamos ingredientes provenientes del estado de Sinaloa, esto con la finalidad  de que el sabor sea 100 por ciento “culichi”.

Nosotros como restaurante estamos comprometidos en elaborar los platillos y las bebidas tal y como se preparan en Culiacán, esto con la finalidad de que los miles de Sinaloenses que radican en este país no se sientan lejos de su gastronomía, de su gente y de su música.

MISIÓN

 Ofrecer a nuestros comensales rollos y platillos japoneses estilo “culichi”; además de preparar platillos típicos de la gastronomía sinaloense en donde los mariscos y pescados son el ingrediente principal, elaborados con productos de calidad y frescos que satisfagan al paladar más exigente.

VISIÓN

Convertirnos en el restaurante de origen sinaloense líder en Estados Unidos, que represente el sabor y el ambiente de los “culichis”, esto con el personal capacitado, motivado y comprometido en poner en alto y con orgullo el nombre de nuestra empresa.

VALORES

  • Higiene
  • Compromiso
  • Trabajo en equipo
  • Servicio
  • Respeto
  • Innovación

Recuerdo mi llegada a Estados Unidos en julio 2007, específicamente al estado de California, en esos tiempos, al igual que muchos quienes llegamos a este país en busca de mejores oportunidades me tocó empezar desde cero, trabajé en diferentes labores y cumpliendo en cada una de ellas distintas responsabilidades, tareas que contribuyeron a mi crecimiento personal y mi visión empresarial a futuro, las cuales crearon en mi mayor convicción en consolidar mi sueño, mi verdadera pasión, ¨La Cocina¨. Así es como llega la determinación de mi inicio; empecé elaborando tamales para vender de casa en casa y afuera de negocios establecidos, lo que originó en cierto tiempo problemas con la ciudad, debido a que en las leyes de California el ambulantaje está prohibido.

 Para evitar consecuencias mayores y seguir haciendo lo que siempre me ha gustado, y tomando en cuenta mi vocación por el arte culinario, en el año 2010 decidí acondicionar la cochera de mi casa en la ciudad de Fontana, para dar inicio a la venta de sushi y mariscos; para entonces, ya había ganado buena cantidad de clientes que apoyaban mi emprendimiento, esto debido a su preferencia por el gusto, sabor, y sazón sinaloense que siempre ha caracterizado cada uno de nuestros platillos, logrando convertir un negocio familiar, en el estrecho espacio de una cochera en un pequeño Sinaloa, donde la cultura, comida y tradición eran cualidades que día a día predominaban e hicieron más exitoso y reconocido aquel lugar.

Debido a la progresiva cantidad de clientes que empezamos a ganar, al cabo de un año era muy difícil atender las necesidades de quienes nos visitaban, por lo que decidí invertir mis ahorros en un pequeño establecimiento en la ciudad de Rialto, igualmente dirigido a la venta de sushi y mariscos al estilo Sinaloense, este poco a poco fue creciendo, naciendo de este modo CulichiTown, dando tributo al pueblo culichi que me vio crecer y el cual me inspiró a materializar mi sueño.  

Después de 2 años de trabajar personalmente en Rialto, la tienda ya no tenía la capacidad de atender a todos los clientes, y observando la afluencia de visitantes de otras ciudades del sur de California, nos indicó que existía una popularidad importante sobre nuestra filosofía gastronómica, es entonces cuando nace nuestra segunda sucursal en la Ciudad de Bell y que de ahí en adelante, ha permitido con la bendición de Dios abarcar 11 sucursales en total en distintas ciudades del sur de california y otros estados del país, generando empleos directos a más de 1000 personas, y aspirando un crecimiento mayor de la marca a nivel nacional. De este modo se materializa una visión de emprendimiento clara, un objetivo por alcanzar y una pasión que no para de soñar.  

¨Establecer metas es el primer paso para transformar lo invisible en visible. Persigue tus sueños¨.    (Anthony Robbins)